Cuidados pelo con dermatitis

Hace tiempo que llevo dándole vueltas a retomar el blog. La falta de tiempo y el horror a las fotos son mis mayores problemas. Pero hay que superarlos. Ambos. Sobre todo, para mis amigas, las que tengo repartidas por todo el ancho mundo, es para las que escribo, porque las echo de menos y sé que ellas a mí. Y, aunque sepan que me tienen, que sepan que también tienen mis pequeños tips. Allá va, para Argentina, Londres, Asturias, Valencia, Madrid… con mucho amor, retomo y espero no volver a abandonar.

¿Cómo volver después de tanto tiempo? ¿De qué tema tratar? Pues creo que más sobre algo de maquillaje, necesito hablaros de algo que para mí ha sido una salvación. Ya no siempre es la estética, sino también la salud y la cordura. No sé si alguna padece de dermatitis seborreica. Seguro que si estás leyendo esto, igual sí. Ese pico incontrolable que, aumenta cuanto más rascas y más nerviosa te pones. Caída de cabello, grasa y granos. Te vuelves loca. Es como si tuvieras piojos o sarna (diría mi madre). Y sabes que lo estás haciendo y la gente te mira. Tienes que especificar lo que te pasa para que se queden tranquilos, “no te preocupes, no es contagioso”, si ves cómo su pecho se sube y baja expirando.

Visitas al médico de cabecera. Cual conejillo de indias, te va dando distintas lociones y champús. Sigues igual. Hay veces que crees mejorar, pero es como un espejismo porque vuelves a tener un brote a la mínima que el estrés o los nervios vuelven a tu vida. Visitas al dermatólogo y parece que vas algo mejor pero… no del todo. Y empiezas a leer. No eres la única y muchas han conseguido mantenerlo a raya. Y eso, manterlo a raya, eso es lo que quiero mostraros. Por supuesto, no a tod@s nos sientan bien los mismos productos. Yo os cuento mi experiencia. Espero que os sirva.

Productos cuidado del cabelloProductos cuidado del cabello
Productos cuidado del cabello

Rutina capilar para dermatitis seborreica

  1. Número uno y sobre todas las cosas: Lush es tu amigo. Ahora os diré porqué.
  2. Quita las siliconas de tus raíces. Deja que tu cuero cabelludo respire. La grasa es un mecanismo de defensa que arroja el cuero cuando nota que algo no va bien. Cuanto más lo quites, más aparecerá. Cuanto más fortas, más lo estimulas.
  3. Menos es más. Opta por productos de calidad pero no te pases. Dos buenos champús, uno en seco, mascarilla y algo que desenrede. Ya está. Nada de secadores ni de tenacillas. Déjalo libre.
  4. Vete espaciando los lavados. Es difícil. Lo sé. Yo me he llegado a lavara el pelo dos y tres veces al día. Ahora me lo lavo una vez a la semana y, no, no voy con una freidora en la cabeza.

 

Productos para la lucha de la dermatitis

  • Como os decía, un par de champús de calidad. Siempre me enjabono dos veces. Una primera con un champú de bebé tipo Johnson’s Baby o uno sin siliconas. Ahora estoy probando uno nuevo del mercadona. Siempre me desenredo el pelo antes de entrar a la ducha, con él seco. Una vez que está mojado, no subo la melena hacia arriba. Me limito a lavar con la lleva de los dedos las raíces. Es lo que está sucio. El resto, dejo que caiga la espuma sobre la melena para que huela bien. Aclaro prácticamente.
Champú sin silicona del mercadona
Champú sin silicona del mercadona
  • Segundo enjabonado. Mi amado Cynthia, de Lush. ¡¿Por qué lo habéis quitado de tienda?! Ahora no me queda más que comprarlo online. Os echáis una avellana y sentís cómo el pelo se desintoxica. Simplemente, la textura cambia. No frotéis como si os fuese la vida en ello. Disfrutad el momento. Y ahí sí, ahí déjalo actuar.
Champú cerveza negra
Champú cerveza negra
  • Muchas veces lo dejo así pero al no tener siliconas y tener el pelo largo se me enreda. En la melena es un poco libre. Mientras no toque la raíz, recuérdalo siempre. Puedes usar la mascarilla que más te guste. Yo, además, utilizo un producto tipo sérum para finalizar el tratamiento una vez he escurrido bien el pelo con la toalla.
  • Una vez cada dos semanas sustituyo mi adorado Cynthia por Big, también de Lush. Al tener sal muy gorda, produce una pequeña exfoliación. Tenéis que echaros menos cantidad de una avellana ya que produce una espuma muy cremosa. Y el olor… ¡qué olor!
Champú exfoliante big
Champú exfoliante big
  • Mi salvavidas creo que es el champú en seco. Tras muchas pruebas por querer ahorrar unos eurillos y poder comprarlo fácilmente, siempre vuelvo a él: Mi amado Klorane. Me lo echo por las raíces, sin mucha precisión, después de agitar bien. Masajeo con las yemas de los dedos y lo dejo actuar unos minutos. Retiro el exceso con una toalla. Listo. Puedes llevarlo otra vez suelto o hacerte una coleta. A mí me dura otros dos días el pelo limpio. Una maravilla. Yo lo compro en MiFarma y suelo aprovechar el pack de dos, aunque está agotado, parece 😦
Champú en seco de ortiga de Klorane
Champú en seco de ortiga de Klorane

Si no os apetece Lush o queréis probar otras cosas, básicamente os tenéis que fijar que el champú no tenga siliconas y que sus primeros componentes sean tipo cerveza, como el Cynthia, o agua pero que el Sodium Laureth Sulfate. Por ejemplo, no os aconsejo para nada los champús sólidos para nuestro problema. Arrastran demasiado la suciedad y el cuero cabelludo queda desnudo. Al quedarme tan limpio, es como cuando notas que te falta hidratación en la cara: te tira, tensa y llega hasta a picar. A eso me refiero, sólo que no son para todos.

 

Si habéis llegado hasta aquí, mil millones de gracias. Espero vuestras críticas (positivas y constructivas). Y sobre todo, si sabéis de algún producto o consejo, ¡compartidlo! No os lo quedéis para vosotr@s

Anuncios

Una de productos terminados

Imagen

Desde hoy le vamos a dar un cambio de todo al blog, comenzando por actualizar habitualmente, para informaros pertinentemente de todas las novedades que estoy probando. Para abrir boca, comenzamos con una entrada de productos terminados, una de las secciones que a mí más me gusta leer y ver porque realmente sabemos si un producto funciona o no. Seguir leyendo “Una de productos terminados”

Truquito express

Los labios se agrietan en invierno más de lo habitual por lo que debemos protegerlos y cuidarlos más que en otras épocas del año.  Para combatir estas molestias es conveniente realizar una exfoliación semanal (por lo menos). En mi caso, yo, ser perezoso, os recomiendo si sois de mi misma naturaleza la que yo realizo.
Simplemente,  una vez que llevéis un ratito en la ducha, los poros se abren y los pellejitos de los labios se reblandencen por lo que es mucho más fácil deshacerse de ellos. En mi caso, utilizo la esponjita konjac que tengo siempre en mi ducha. Me la froto suavemente por los labios y quedan lisitos. Podéis usar un cepillo de dientes suave, por ejemplo. Lo que es muuuuuy importante es que una vez fuera os los hidratéis mucho, ya que absorberá mucho mejor el bálsamo una vez libre de pieles muertas que bloquean. Siempre será mejor que utilicemos un bálsamo que no lleve petrolatum ya que trata el problema que tenemos sin enmascarar, no nos crea “adicción” y son más naturales.
¿vosotras tenéis algún truquillo para los labios secos?
Muchos besacos a todas!! ^_^

El gigante verde para la piel

Mascarilla para la eliminación de puntos negros y reducción de grasa y poros.

¡Hola a tod@s!

Como podéis observar en la fotografía que encabeza esta entrada, el producto de hoy es una mascarilla de la conocida tienda Lush. Lo primero que llama la atención de esta mascarilla es su color verde y los millones de granitos que tiene la crema. El olor no es muy agradable. ¿Os acordáis como huele el dentista? Pues así huele. Una mezcla de desinfectante mezclado con menta. Seguir leyendo “El gigante verde para la piel”